Revelarte contra tus vecinos

Con ocasión de los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, que saldaron con el triunfo de Macron y Le Pen, «clasificados» para la segunda vuelta del 24 de abril, se han sucedido numerosas manifestaciones en las que los convocados, en París y otras ciudades, manifestaban su rechazo a los dos candidatos («Ni Macron ni Le Pen») y llamaban a la resistencia activa contra ellos.

La primera reacción ante tales hechos no puede ser otra que la sorpresa y el estupor: ¡ciudadanos franceses rechazando su propia decisión! Tales manifestaciones son una muestra más del individualismo utilitario en que vivimos, donde el criterio propio, la propia subjetividad, se eleva a categoría de verdad social, y en la que la opinión de tus compatriotas se desprecia («esos no saben», «esos son marionetas del sistema», etc) para propugnar la superioridad de tu propio criterio.

España no es ajena a actitudes parecidas. Desde hace muchos años oímos de labios de unos y de otros expresiones similares: cuando no nos gusta el resultado electoral, muchos descontentos responden alegando que «(esos) ganan las elecciones comprando votos», «a (esos) los votan los incultos», o «los votan los ricos», o mamarrachadas parecidas.

No tendría importancia semejantes salidas airadas si no pasaran de ser reacciones de barra de bar o conversaciones de cuñados, pero el hecho es que no es así. Cada vez más, el descontento con los resultados electorales pone en evidencia otra cosa: el propio descontento con el sistema de votación, los mecanismos que usamos para «designar» a nuestros gobernantes, y la misma naturaleza de la democracia en que vivimos.

En algún momento tendremos que afrontar reformas (del sistema electoral, sí, pero también, del mismo concepto de representación política) que vuelvan a darle a la ciudadanía un sentido de pertenencia a la democracia del que, cada vez más, parece carecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *