Feijóo deshojando la margarita

Quedan pocas horas para poder formalizar coaliciones electorales para las elecciones vascas y catalanas.

En el País Vasco, Ciudadanos y el PP finalmente han formalizado una coalición, que casa mal con la tradicional actitud anti-cupo de los primeros, frente al foralismo de los segundos, pero lo hace bien con las urgencias de Ciudadanos, que no quiere nuevos fracasos para su marca, y para el interés del PP en arrancar algún escaño más, dentro de un resultado que se prevé discreto.

En Galicia, Feijóo se ve con mayoría absoluta por sí solo, y no quiere ataduras, a pesar de que Casado presiona para que pacte con Ciudadanos. Quedan unas horas para decidirse, pero Feijóo es mucho Feijóo y va por libre. Veremos en qué acaba esto, porque a las 23:59 de hoy deben haber registrado la coalición. De lo contrario, ambos partidos irán por libre, y el presidente gallego deberá, en ese caso, alcanzar la mayoría absoluta, poque no tendrá aliados en el parlamento regional: Ciudadanos, desnudo, no conseguirá escaño alguno, y Vox probablemente tampoco. Los de Abascal quizás podrían arañar algún diputado, pero en ese caso el dilema para Feijóo si se queda a uno o dos diputados de la mayoría absoluta, sería aún mayor: o pactar con Vox, lo cual le repugna bastante, o ceder el gobierno a la izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *