Se inician las pruebas para implantar una aplicación de rastreo de contagios en España

El próximo día 29 de junio dará comienzo un proyecto piloto en el que se probará una aplicación móvil de rastreo de contagios del coronavirus en nuestro país. La prueba, que se realizará en la isla canaria de La Gomera, tendrá una duración de dos semanas y servirá para evaluar la eficacia del uso de una herramienta tecnológica como esta en la localización de contactos recientes con personas afectadas por el COVID-19.

El proyecto simulará un escenario de pandemia en el que 3.000 personas se descargarán la aplicación y 300 de ellas actuarán como contagiados. Durante las dos semanas de duración del ensayo, estos supuestos enfermos se moverán libremente por la isla y la aplicación enviará un SMS a los usuarios que hayan estado más de 15 minutos a menos de dos metros de distancia de estos sujetos.

El desarrollo de esta herramienta se ha basado en la API creada conjuntamente por Google y Apple en un acuerdo histórico en el que las dos compañías unieron sus tecnologías para lograr una aplicación capaz de monitorizar la evolución de la pandemia del COVID-19 y así frenar su expansión. En nuestro país, la encargada de poner en marcha este proyecto será la empresa Indra Soluciones Tecnológicas de la Información S.L.U., que ha firmado un contrato por valor de 330.537,52 euros IVA incluido, para el desarrollo de este proyecto piloto, según se aprobó el martes en Consejo de Ministros.

La comunicación entre teléfonos móviles se realizará mediante la tecnología Bluetooth que está integrada en la práctica totalidad de nuestros teléfonos móviles en la actualidad. Gracias a ello, se garantiza la privacidad de los usuarios, ya que no se recopilará ningún tipo de dato personal, únicamente se medirá la distancia entre terminales.

Este es un punto crucial a favor de esta aplicación, ya que una de las controversias que abre el uso de este tipo de herramientas es la posible recopilación indebida de los datos personales de la población más allá del propio control de la expansión del coronavirus. Aún así, desde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Ministerio de asuntos Económicos y Transformación Digital, impulsora de este proyecto, se asegura que, en caso de la implantación definitiva de esta aplicación en todo el terrotorio, esta tendrá siempre un carácter voluntario.

Una vez finalizado el ensayo, a partir del próximo 13 de julio, se analizarán los resultados del mismo y se realizarán cuantas mejoras fueran necesarias para que la herramienta funcione con eficacia. Sólo entonces se tomará la decisión de implantarla en todo el país. Se espera que todo este proceso haya finalizado y la herramienta esté lista para su utilización en otoño, lista para la llegada de una posible nueva oleada del virus con la bajada de las temperaturas propia de esa estación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *